¿Cómo pasar de relaciones tóxicas a relaciones sanas?

October 29, 2020

Relaciones, Terapia

Esta es una pregunta que surge mucho en mis sesiones o en mis redes sociales “Si estoy en una relación tóxica ¿cómo puedo hacer que pase a una relación sana?”. A veces, esta pregunta viene reflejada en un deseo de que la relación vuelva a ser como era al inicio, antes de darnos cuenta de que estamos en una relación tóxica. Este anhelo, es uno de los más profundos a la hora de trabajar relaciones tóxicas. Es un reflejo de que sabemos que estamos sufriendo, queremos un cambio en nuestra relación, pero no queremos perder a la persona que amamos. Por esto, quiero mencionarte algo sumamente importante:

No podemos hacer que nadie cambie, no importa cuánto lo deseemos. Una persona tiene que desear cambiar por sí misma.

Se que esta oración es muy difícil de escuchar, en especial cuando el cambio que deseamos, es uno que merecemos. Y tienes todo el derecho de desear que las cosas sean diferentes, y de sentir tristeza o frustración cuando no lo son. Esto no significa que todo es una causa perdida, siempre hay cosas que podemos hacer.

Existen personas que tienen conductas tóxicas, las reconocen, y trabajan para cambiarlas. Por eso, quiero compartirte algunas estrategias para poder ayudarte en este proceso de tóxico a saludable. A la vez, quiero recordarte no todo es tu responsabilidad. Las relaciones saludables son trabajo en equipo, y por esto, todas las partes deben de estar dispuestas a realizar un cambio duradero.

Una última pieza de información antes de continuar, si una relación tóxica está impactando tu seguridad física, emocional, o de las personas a tu alrededor, no es tu responsabilidad el cambiarla. Es vital que busques recursos que sirvan para tu protección y te ayuden a recuperarte de esta experiencia. Tu seguridad SIEMPRE viene primero.

Ya que te compartí un poco de mi perspectiva, vamos a pasar a algunos pasos que podemos tomar hacia relaciones más saludables.

 

  1. Identifica que no está funcionando en la relación o cuáles son las conductas tóxicas: Cuando le damos nombre a las cosas, entonces podemos trabajarlas. Hay muchos recursos, incluyendo mi libro “Rompiendo con la Toxicidad”, que listan múltiples conductas que son dañinas para la relación. A continuación, voy a compartirte algunas:

 

  • Control sobre lo que vistes o con quien hablas
  • Manipulación
  • Insultos
  • Alejarse, o utilizar la “ley del hielo” cuando tienen una discusión
  • Amenaza con dejar la relación o hacerse daño físico si no haces lo que pide.
  • Tu relación te obliga a aislarte de tu familia y amistades.
  • Tu pareja pide tus contraseñas.

 

Crea una lista de lo que te está impactando, y esto también puede incluir algunas conductas que tu pudieses estar teniendo. Estas listas no son para comparar o para culpabilizar, sino para tener una visión objetiva de la relación y poder hacer cambios.

 

  1. Entiende la motivación detrás de tus acciones: Date la oportunidad de explorar por qué deseas el cambio en tu relación. También, permítete explorar alguna de las conductas que tienes que no aportan a tu bienestar y a tu relación. Entender el por qué detrás de nuestras acciones nos permite comprenderlas y realmente cambiarlas. Esto puedes hacerlo con algunas preguntas cómo:
  • “¿Qué emociones surjen cuando reacciono de esta forma?”
  • “¿Por qué deseo que esta relación sea diferente?”
  • “¿Qué pensamientos surgen dentro de mí que me llevan a responder de esta forma?”

 

  1. Separa un tiempo para conversar con tu pareja al respecto: ¿Recuerdas esa lista que mencioné al inicio? ¡Ahora es el momento para usarla! No es para que la presentes de forma literal a tu pareja. Si no, crea un espacio seguro para tener esta conversación. Preséntale que has estado reflexionando sobre la relación, expresa cómo te sientes de una forma asertiva, comunica las acciones o reacciones que te han estado impactando, y sugiere el crear alternativas para estas reacciones. Esto suena más fácil de lo que realmente es, en especial si en nuestra relación no hay una cultura de conversaciones saludables. Pero para crear relaciones saludables, es importante hacer a nuestra pareja parte de nuestro proceso.

 

Es importante el prestar atención sobre cómo nuestra pareja reacciona a estas conversaciones.

La misma puede presentarse abierta al cambio, y también puede mostrar algo de resistencia al inicio. Esto es normal, ya que el cambiar patrones que llevan un largo tiempo, puede ser algo intimidante al inicio. Sin embargo, una pareja que está dispuesta a cambiar se intentará mantener abierta y mostrar un compromiso hacia el proceso.

En el caso de que nuestra pareja muestre resistencia, y a la vez empiece a justificarse; no asuma responsabilidad sobre sus acciones; e intente hacerte sentir culpable por estos cambios que desees hacer, entonces nos enfrentamos a una situación diferente. Si nos encontramos frente a una relación narcisista o a alguien que no tiene interés de cambiar, entonces necesitamos reflexionar sobre qué debemos hacer al respecto.

Al final, la decisión sobre qué deseas hacer con tu relación, es tuya. A veces pensamos que es nuestro deber el esperar a que nuestra pareja cambie, cuando la realidad es que nuestro deber es hacia nuestro bienestar.

 

Puedes intentar los pasos que mencioné anteriormente, pero si tu pareja no está en disposición de cambiar, probablemente los mismos no tengan el efecto que deseas. No es fácil para mí el decirte eso, pero espero que sea una forma de poder extenderte autocompasión. También espero que este pensamiento te de libertad, la libertad de entender que quien eres y tu valor no dependen de si la otra persona lo ve o no.

Al fin y al cabo, cada persona tiene el derecho hacia su felicidad, y aún cuando nuestra relación puede ser parte de esta, también la podemos encontrar fuera de ella.

Espero que esta entrada te haya traído algo más de claridad. Si este tema es algo que deseas continuar trabajando, te invito a revisar mi libro “Rompiendo con la Toxicidad”, donde te guio paso a paso en tu proceso de recuperarte de una relación tóxica. Y si lo que buscas es un trabajo más personalizado, puedes agendar una cita de exploración gratis de 20 minutos conmigo para ver cómo puedo apoyarte, y ayudarte a romper con los patrones tóxicos en tu vida.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

X

X